Carta de la Sandra al Mariano Rajoy: “La mort ni s’oblida ni es perdona”.


imagrktjoesSeñor Mariano Rajoy,

Me dirijo a usted como podría hacerlo a cualquiera de los demás responsables políticos. Podría escribirle a su ministra de fomento, a sus consejeros en infraestructuras o a los responsables en Galiza. Le escribo, aunque formo parte de ese amplio sector de la sociedad que ha dejado de creer en este sistema político, porque pienso que a mi hermano le gustaría. Un chico de veinticinco años con toda la vida por delante. Él falleció en ese tren Alvia el pasado 24 de julio.

Tras saber del accidente, usted se puede imaginar, sucedieron las peores horas de mi vida. Exactamente 17 largas horas hasta la llamada que confirmó lo que ya temíamos. A mí me tocó hacer un largo viaje para encontrarme con mi familia en el multiusos de Sar. Entre allí y San Lázaro, habían estado todo el tiempo, esquivando las cámaras que intentaban captar sus llantos. Yo que soy, para que usted me entienda, un poco escéptica de los juegos políticos, no me esperaba gran cosa de las “autoridades”. No obstante, algunos miembros de mi familia se quedaron estupefactos por la rapidez con la que se expusieron delante de las cámaras, para hacerse la foto, y se retiraron tras su repliegue.

Le confieso que no soy católica ni profeso ninguna religión. Incluso así, puedo sentir simpatía por aquellas personas que, convencidas, dedican sus oraciones a nuestros seres queridos y a paliar nuestros dolores. Tenía (y tengo) cierta necesidad de colectivizar este dolor aunque fuera bajo el paraguas de un ritual religioso, cuya función no es otra que poner en común el duelo. Hacerlo delante de las cámaras y rodeada de políticos y “personalidades” no era lo más apetecible. Personas con las que no comparto ningún afecto y cuya imagen me parece fría y distante. Hoy leo en la prensa que han organizado otro homenaje, esta vez “cívico”, del que no hemos sido avisadas. Me da lástima ver que en casi todas las imágenes el personaje central es su “delegado” Feijoó u otros políticos.

Ustedes no nos han preguntado aún qué necesitamos, no han pedido a los medios que dejaran de acosarnos ni han prometido una comisión de investigación que busque la verdad sobre lo ocurrido.

Por si pensaba preguntármelo, me adelanto y se lo expongo: Yo deseo que me expliquen qué ha pasado más allá del “fallo humano”. Deseo que me expliquen cuáles han sido los pasos que han llevado a la creación de unas redes ferroviarias donde un accidente de este calibre es una posibilidad. Es su deber dar la cara.

Los pasados días, la solidaridad y la cooperación de personas anónimas han llenado el vacío institucional. Por ello espero que dejen de atribuirse el mérito de los pasajeros, trabajadoras, voluntarias y vecinas de Angrois.

La muerte no se olvida ni se perdona.

Sandra Cundines Antelo

Compostela, 1 de agosto de 2013

One response to “Carta de la Sandra al Mariano Rajoy: “La mort ni s’oblida ni es perdona”.

  1. Gracias por compartir,Sandra!!
    Estamos contigo y ojalá te pueda llegar la fuerza que te envio.
    Un abrazo grande.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s